Pavimentos de Microcemento

Son muchas las personas que retrasan la reforma del suelo de su vivienda. Se resisten por diversos  problemas como son el polvo,  escombros, ruidos… que supone quitaro levantar  el pavimento. No obstante, se trata de una de las reformas más molestas y complicadas de realizar. Aunque, también es uno de los cambios estéticos más visibles en una casa, local o edificio. Por suerte, en  el mercado hoy en día se puede encontrar de todo tipo de materiales, y estrenar suelo sin levantar el original.

Ahora puede elegir entre pavimentos, laminados, vinílicos, cerámicos, microcementos, corcho o moqueta. Estos suelos son los más idóneos para todo tipo de espacios que quieran cambian su look. La colocación requiere de las manos de un profesional. Reformas y Microcemento Prodeco es su profesional.

Los laminados son de los más conocidos por la imitación tan realista de los diferentes tipos de madera natural. Están fabricados con fibra de resina y madera prensada, ofrecen un alto nivel de resistencia al desgaste y al impacto y son fáciles de limpiar. “Son tan acogedores como los de madera maciza o multicapa pero son más económicos y fáciles de instalar, ya que incorporan el sistema clic, en el que las lamas van encajando entre sí por presión”. Se pueden colocar sobre cualquier tipo de pavimento, excepto en moquetas gruesas.

Para los baños y cocinas mejor un suelo de microcemento.

Además del ahorro que supone no tener que quitar el suelo ya existente, este producto es mucho más económico que el parqué y más fácil de mantener. Los hay de varios  precios, y dependerá de la calidad. (Los hay que incorporan una capa de aislamiento acústico que absorbe el ruido) y del tipo de madera que imiten (rústico, madera envejecida, natural…).

Para su mantenimiento basta con utilizar una mopa o aspirador. Para una limpieza más a fondo, lo recomendable son productos neutros específicos para su conservación. Y ojo, los suelos laminados no pueden ser lijados, y si las piezas no están bien encajadas el agua puede filtrarse.

Además, antes de colocar el pavimento hay que poner un film de plástico adicional debajo de la base aislante. Nuestra empresa Reformas y Microcemento Prodeco está altamente cualificada para este tipo de instalación.

Si se busca algo con más cuerpo la alternativa es el pavimento (baldosas). La única limitación es el grosor de la pieza que se coloque encima del suelo ya existente. “Actualmente, hay baldosas cerámicas de espesores mínimos, de menos de cinco milímetros, que minimizan el problema”. Si no, puede que sea necesario lijar puertas y modificar rodapiés.

La colocación en seco de las baldosas también es sencilla, ya que se ponen con un adhesivo especial. Aunque, en el mercado existe un sistema de clic en el que las piezas se van uniendo como si formaran un puzle y se puede pisar inmediatamente después de su instalación. Se pueden colocar en cualquier estancia, también en baños y cocinas, y su rango de precios es tan amplio como las colecciones cerámicas.

En las viviendas de corte más moderno está de moda el microcemento, una mezcla de cementos, polímeros, fibras y pigmentos colorantes amasada y aplicada sobre el suelo. Su acabado final puede ser rústico o moderno, liso o con textura, satinado, brillo o mate.

En Reformas y Microcemento Prodeco somos expertos

.

Es el revestimiento más utilizado actualmente y se debe a su fácil aplicación, calidad, acabado final y sobre todo su resistencia y durabilidad.

Es muy resistente y flexible, por lo que no necesita juntas y se puede crear un pavimento continuo. Actualmente, existe una gran variedad de colores que permite armonizar con el resto de la casa..

Se puede aplicar en exteriores, baños y cocinas. Pero tiene un pero: no admite ser colocado sobre parqué, al no ser la madera un material estable. En el resto de pavimentos puede utilizarse sin problemas y la altura no subirá más de dos o tres milímetros.